Café y naranjas

| 3/10/2005 | 0 Comments

Aunque pudiera parecer una combinación poco atractiva lo cierto es que la unión de la calidez del café con el tono más vibrante de la naranja consigue resaltar aún más los matices de las bebidas que se preparan con ambos ingredientes.
Naranjas y caféDe la naranja suele utilizarse únicamente la corteza, el zumo supondría rebajar demasiado el café, ya que se busca que la corteza le aporte a la bebida sus cualidades ligeramente amargas. Por esa razón unas naranjas que suelen ser apreciadas para este fin son las naranjas amargas de Sevilla.
Si queremos darle más intensidad al café con la cáscara de naranja sería necesario rallarla y añadirla cuando el café está recién hecho. Se puede utilizar también naranja en polvo.
Si prefiere que sólo aporte un toque de sabor entonces debería de añadir unos pequeños trozos de cáscara al café. Igualmente puede utilizarlos para decorar sin que lleguen a tocar, o hacerlo mínimamente, el café colocándolos en el borde de la copa.
Tenemos también ejemplos de combinaciones más contundentes como las que dan origen al café brulot en el que las cáscaras de naranja se mezclan con coñac al que se le prende fuego y sobre esta mezcla ardiente se va añadiendo el café que se ha aromatizado con canela y clavos.

Tags:

Category: Curiosidades del Café

Deja un comentario