Café turco

| 22/11/2005 | 0 Comments

Preparar este café tiene pequeños secretos que deben tenerse en cuenta si queremos disfrutar del clásico café turco o ibrik, así llamado por el recipiente donde se prepara.
Lo primero que hay que saber es que necesitamos una mezcla de grano molido muy fino con procedencias brasileña y etíope. Esa es la mezcla más utilizada para este tipo de cafés.Café turco
Vamos a utilizar, si esto es posible, el recipiente de cobre llamado ibrik donde el café tendrá que hervir, a diferencia de lo que sucede en el resto de cafés donde la recomendación siempre sería que nunca se hirviese. Sin embargo en este caso junto a cada cucharada de café vamos a añadir otra, bien generosa, de azucar y en buena medida se evitará que el café amargue.
Antes de poner al fuego añadimos la hierba aromática que sea más de nuestro agrado, pueden ser unos granos de anís o un poco de canela en rama.
Se coloca el ibrik, o un cazo que tengamos disponible, a fuego medio y esperamos hasta que hierva. Retiramos del fuego y removemos bien. Volvemos a colocar al fuego y en tres ocasiones en total llevaremos al hervor el café turco.
En la fotografía puede ver el ibrik junto a la pequeña taza que se utiliza para tomar el café turco.

Tags:

Category: Curiosidades del Café

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies