El café espresso en casa: el mejor café de manera sencilla (I)

| 30/4/2010 | 0 Comments

Con este artículo comenzamos una serie que tiene como objetivo ayudarle a que en su casa pueda preparar los mejores cafés, pero no a cualquier precio y no de cualquier manera.
Le mostraremos la importancia que tiene elegir correctamente una cafetera, el agua que debería de emplear, el mantenimiento de su cafetera, la preparación de cafés diferentes algo más elaborados, etc.
En los últimos años se están imponiendo las cafeteras espresso que funcionan con cápsulas. Sin duda han introducido en nuestras casas una de las variantes más deliciosas del café: el espresso. Sin embargo esas cafeteras también nos han atado, gracias a sus cápsulas, a unas marcas que no siempre nos ofrecen los mejores cafés de origen pues la táctica de las empresas fabricantes ha sido que cada cafetera sólo permita el uso de cápsulas de su propia marca.
 Aunque esa atadura no parece ser muy fuerte pues en Internet ya circulan numerosos vídeos en los que se nos demuestra que podemos volver a reutilizar las cápsulas añadiendo el café de nuestro gusto. Otra solución es comprar cápsulas vacías que varias empresas han puesto a la venta.
En cualquier caso vamos a utilizar una de estas cafeteras y café en cápsulas para los ejemplos de estos artículos.
Preparar un café como el que puede ver en la fotografía no le va a llevar más de 5 minutos.

Espresso con un poco de espuma de leche.

El resultado final está claro, ahí en la fotografía puede verse, pero, ¿qué hay detrás de ese café?
– Una cafetera que alcance una presión de 15 bares.
– Café de calidad que no sólo se traducirá en un buen aroma y sabor sino que además nos permitirá obtener esa crema, o espuma, persistente.
– Nuestra cafetera debería también tener un vaporizador, pues lo que usted puede ver en la superficie de color blanco es espuma de leche.
– Fíjese también que en un buen café todo acompaña. Para los cafés espresso utilice tazas pequeñas y para mi gusto las mejores son las que permiten ver el café, es decir, las de cristal.
– No vamos a olvidar el otro elemento indispensable e importantísimo: el agua. Utilizar agua blanda en su cafetera no sólo es necesario para obtener el mejor resultado en la calidad final del café sino que además para que su cafetera no termine su vida útil en poco más de cuatro o cinco meses es necesario que emplee agua de poca dureza, en caso contrario, se formará en el depósito donde se eleva la temperatura y presión del agua una acumulación de cal que inutilizará la cafetera.

En los siguientes artículos ampliaremos los detalles de todas esas recomendaciones con el fin de que los cafés en casa tengan la más alta calidad.



Café

Tags:

Category: Curiosidades del Café

Deja un comentario