Días festivos en su cafetería – San Valentín

| 9/2/2006 | 2 Comments

Tener un pequeño negocio no tiene que implicar que reine la monotonía en nuestra oferta. Si bien sabemos que en países como España el café que se consume no da para muchas alegrías ya que se le da prioridad a una bebida con características casi anfetamínicas capaz de despertar a cualquiera por muy profundo sueño que se tenga, lo que no podemos olvidar es que una oferta de cafés de mejor calidad siempre será bien agradecida y justamenteSan Valentín en su cafetería recompensada por nuestra clientela.
Cuando una persona se ha aficionado a los cafés torrefactos difícilmente se la podrá convencer de que cambie a un suave café nicaragüense o colombiano. Además si una de estas personas acostumbradas al café solo o muy cargado toma en su desayuno un café más ligero cuando menos necesitará tomarse dos o tres tazas para compensar la menor proporción de cafeina.
¿Qué puede hacer entonces una cafetería para comenzar a ganarse clientes introduciendo otro tipo de cafés diferentes a los torrefactos?
Lo primero es reconocer que introducir estos cafés será algo positivo para estos negocios ya que sin ninguna duda todos los matices y características que se pueden encontrar en los grandes cafés no puede apreciarse en esos granos de café muy tostado que igualmente podrían ser garbanzos quemados.
Una buena idea es aprovechar días festivos para anunciar esos otros cafés de mayor calidad que además se asociarán con momentos especiales contribuyendo así a su mejor valoración.
Lo más acertado además es «alargar» ese día festivo por lo menos al espacio de tiempo de una o dos semanas anteriores durante las cuales se puede anunciar y ofrecer variedades diferentes de cafés, otras preparaciones diferentes, etc. Tan sólo fíjese cómo festividades como la Navidad comienzan para muchos centros comerciales en Octubre o la Primavera en pleno Invierno.

Tags: ,

Category: Cafeterías con éxito

Comments (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Carmen dice:

    Decirles que tengo una tienda de productos gourmet junto con una cafetería en la cual puede comprar y consumir, desde un buen café a tapas muy elaboradas con buenos productos, ensaladas y platos calientes, el problema es que la gente que lo prueba le encanta, pero hay mucha gente que mira y no entiende o no le gusta no puedo adivinar el que. El sitio es muy bonito es una casa antigua con mucho caracter, pero antes van a un bar cualquiera cutre antes que aquí.
    Como podría llamar a la gente, como dar a entender al que pasa que tenemos calidad?

  2. Hola Carmen

    Lo que has escrito me ha recordado a algo que vi ayer. Estuve en Granada y en una calle cercana a la Universidad de Derecho me encontré con unos cuantos bares de esos que tú misma podrías calificar como cutres. Todos tenían clientes en ese momento. Siguiendo por esa calle me encontré lo que fue un bar que parecía haber tenido más calidad. Algunos carteles anunciaban productos ibéricos. Pues bien, el bar estaba cerrado.
    Razones puede haber varias para que la gente no entre en nuestro comercio pero ten en cuenta que al entrar en los otros no se están equivocando, piensa que en tu caso lo mismo ellos si están acertando y tal vez seas tú la que se ha equivocado. No digo que esto sea así pero es una posibilidad.
    Lo que si es cierto es que a la gente no podemos educarla, ni podemos enseñarles lo que deben de pensar o cómo deben de comportarse o qué deben de elegir. La gente es como es y el éxito de un comercio depende en buena medida de saber acertar en relación a lo que esa gente desea.
    Tú puedes ofrecer muchísima calidad pero si la gente no está dispuesta a pagar por ella o cometes algunos errores al presentar tus productos puede que no consigas vender todo lo que deseas.
    Ya te digo que no puedo personalizar en tu caso nada de lo dicho porque desconozco por completo qué negocio tienes, por eso intento decirte todo lo que se me ocurre sobre lo que planteas.
    Puede que la gente piense que tu negocio será muy caro y prefieran gastarse menos dinero. Esto podría solucionarse colocando algunos reclamos a buen precio y resaltando esas ofertas junto a otras que demuestren la calidad de tus productos.
    Puede también que la zona donde tienes el comercio no sea la más adecuada para ese tipo de productos. Si la ubicación fuese la acertada entonces deberíamos de seguir preguntándonos dónde se está fallando.
    Ya que la gente no llega a entrar tal vez deberías de plantearte si tu comercio no es lo suficientemente «amigable». Esto parece que no tiene importancia pero por ejemplo un comercio de puertas estrechas y en cierta manera opresivo puede tener peores resultados comerciales que otro con grandes puertas y donde el cliente pueda entrar y salir a su antojo sin dar ningún tipo de explicación.
    Carmen, tal vez deberías de darte un paseo por tiendas de tu competencia y observar a la gente que entra y sale, qué compran, qué consumen, y observar su comportamiento en la entrada de esos negocios, para luego observar a esa gente que pasa por delante de tu comercio y no llega a entrar. Tal vez sería ir muy lejos pero, ¿por qué no le preguntas a alguna de esas personas que se quedan mirando pero pasan de largo el motivo por el cual no entraron? Es posible que su respuesta te fuese de gran ayuda.
    Otra buena idea es que crees un sitio web de tu negocio para que las personas que visitan la ciudad donde se encuentra puedan conocer con anterioridad a esa visita todo lo que ofrece tu comercio. Esto ayudaría a despejar dudas sobre lo podrán encontrar si cruzan esa puerta. Aquí podrás encontrar ese tipo de servicios de creación y promoción de sitios web: http://www.lamejordecision.com

    Espero que te hayan sido de ayuda estos comentarios.

Deja un comentario