Café turco

| 22/11/2005 | 0 Comments

Preparar este café tiene pequeños secretos que deben tenerse en cuenta si queremos disfrutar del clásico café turco o ibrik, así llamado por el recipiente donde se prepara.
Lo primero que hay que saber es que necesitamos una mezcla de grano molido muy fino con procedencias brasileña y etíope. Esa es la mezcla más utilizada para este tipo de cafés.Café turco
Vamos a utilizar, si esto es posible, el recipiente de cobre llamado ibrik donde el café tendrá que hervir, a diferencia de lo que sucede en el resto de cafés donde la recomendación siempre sería que nunca se hirviese. Sin embargo en este caso junto a cada cucharada de café vamos a añadir otra, bien generosa, de azucar y en buena medida se evitará que el café amargue.
Antes de poner al fuego añadimos la hierba aromática que sea más de nuestro agrado, pueden ser unos granos de anís o un poco de canela en rama.
Se coloca el ibrik, o un cazo que tengamos disponible, a fuego medio y esperamos hasta que hierva. Retiramos del fuego y removemos bien. Volvemos a colocar al fuego y en tres ocasiones en total llevaremos al hervor el café turco.
En la fotografía puede ver el ibrik junto a la pequeña taza que se utiliza para tomar el café turco.



Café

Tags:

Category: Curiosidades del Café

Leave a Reply